Envidia

EnvidiaHablemos de la envidia, como muchos sabréis es uno de los siete pecados capitales del cristianismo, esto no quiere decir que sea uno de los peores pecados, sino que de ellos se han originado todos los pecados y por supuesto no quiere decir que yo sea cristiano (prefiero ser Messi «lo siento, no me pude resistir»).

Dicho esto comenzamos, durante toda mi vida he oído a mi alrededor hablar sobre ella, la envidia, la he oído en multitud de situaciones y en todas las franjas de edad, la mayoría de las ocasiones se usa de forma negativa o despectiva.

«-¡Esa! ¡es una envidiosa!», «No te preocupes, lo dice solo por envidia», «¡joder, qué envidia!», etc. Son algunas de las expresiones más utilizadas, y siempre o casi siempre, son utilizadas negativamente, y creo que es un error.

Para mi, es un empujón que me hace seguir adelante en ocasiones e incluso iniciar nuevos proyectos, utilizar esa fuerza en tu beneficio, por ejemplo, a mi me daba mucha envidia la cantidad de seguidores y comentarios que tenían algunos bloggers y vloggers a los que sigo, y me di cuenta de que la diferencia entre ellos y yo, es que son mucho más constantes, como mínimo 1 vídeo o artículo a la semana, y esa envidia me ha motivado a escribir más a menudo e incluso plantearme empezar un videoblog retomando algunos de mis antiguos artículos, creo que sería muy interesante la verdad.

Pero como ya dije, es solo un ejemplo, creo que debemos usar todas nuestras armas disponibles y transformarlas en energía positiva, aplicándola a todos los ámbitos de nuestra vida y quien sabe, el único límite eres tú.

(Visited 24 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.